Pavimentos

El suelo de una vivienda se puede construir de varias formas bien diferenciadas.

De madera, bien sea tarima o parquet flotante y con la gran variedad de maderas aplicables a este uso, hacen crear un ambiente cálido, acogedor y muy confortable.

De mármol, las posibilidades de colores, las formas tan diversas y singulares que nos ofrece esta piedra natural, unido a la geometría que se le puede aplicar, hacen que la belleza sea su mayor exponente.

De material porcelánico,  es muy extensa la gama de productos en este material, muy decorativo y funcional, apto para suelos muy transitados y situados a la intemperie.